Ya suman 266 los infectados por coronavirus en Armenia y el gobierno profundiza la cuarentena

25 de marzo de 2020

El primer ministro de Armenia Nikol Pashinyan anunció nuevas medidas como consecuencia de los nuevos casos de coronavirus que aparecieron en los últimos días en Ereván y otras provincias del país. De acuerdo a lo informado, se impondrán restricciones a las actividades económicas que no son esenciales, mientras que supermercados, bancos y farmacias seguirán funcionando.

Las autoridades ya habían impuesto una prohibición de restaurantes, cafeterías, bares, casinos y otros negocios a principios de esta semana. En este contexto, el mandatario reiteró la intención del gobierno de apoyar a los más afectados por estas medidas.

Hasta el momento son 266 los casos confirmados de infectados por el virus en la nación, la mayoría de ellos sin síntomas, según explicó el propio premier en una transmisión por Facebook. Además se espera que otros 15 pacientes se recuperen por completo en esta semana y se sumen a las otras dos personas que ya han recibido el alta médica.

"Veamos la próxima semana como una oportunidad única para leer, reflexionar y planificar el futuro de la nación armenia. Ahora es el momento de trabajar en hábitos de vida saludables, dejar de fumar y comenzar una rutina de ejercicios", expresó Pashinyan. También dedicó un momento de su transmisión para agradecer a los trabajadores de la salud por sus esfuerzos y a los militares por mantener la vigilancia durante estos tiempos difíciles.

“No olviden que somos descendientes de Hayk Nahapet y que llevamos el nombre de Hai. Así como sobrevivimos al Rey Bel de Babilonia, también sobreviviremos al coronavirus”, declaró antes de terminar su mensaje.

Por su parte, el ministro de Salud también dio un discurso el lunes, en el que se refirió a los distintos medicamentos que están siendo eficientes en distintas partes del mundo contra el virus: "Estamos bien abastecidos con cada uno de estos medicamentos, pero esperaremos pruebas concluyentes antes de administrarlos a nuestros pacientes".

En tanto, frente a la ligera disminución en las tasas de infección diarias, advirtió que esto no significa que el contagio haya dejado de propagarse. Además, haciéndose eco del llamado del primer ministro para que los ciudadanos permanezcan en sus hogares, Torosyan explicó que la medida era necesaria para aplanar la curva y reducir la tasa de infección lo suficiente como para garantizar que el sistema de salud pueda hacer frente a la pandemia.

La economía armenia también se está preparando frente a las consecuencias que pueda tener la interrupción del comercio, la caída del turismo y las diferentes medidas de cuarentena a nivel mundial. Según el ministro de Economía, Tigran Khachatryan, el gobierno está actuando para mitigar estos efectos en las empresas y los miembros vulnerables de la sociedad y ha destinado cerca de 300 millones de dólares para subsidiar préstamos comerciales.

Por otro lado, el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales ha coordinado la entrega de pensiones, alimentos y kits de higiene a 80 mil personas socialmente vulnerables en todo el país, incluidas más de 4000 personas mayores que viven solas. Los supermercados también se han comprometido a instituir horarios de compras "solo para personas mayores" para asegurarse de que obtengan lo esencial.

Sin embargo, frente a estas medidas, los trabajadores sociales aseguran que se están preparando para enfrentar un aumento en los casos de violencia doméstica. Maro Matosian, directora ejecutiva del Centro de Apoyo a las Mujeres (WSC), le explicó a Armenian Weekly que el encierro prolongado en el hogar puede aislar a una víctima a merced de su abusador con menos medios para buscar ayuda externa. "Mientras tanto nuestro personal trabajará desde su casa, los voluntarios estarán atendiendo una línea directa las 24 horas y nuestras dos sedes están en alerta para recibir a las víctimas", dijo Matosian, agregando que los servicios de asesoramiento y defensa se realizarán de forma remota.

Compartir:

Comentarios