Noticias en idioma armenio

El Embajador argentino en Haití y el Embajador turco en Argentina: la doble vara contra la reivindicación de genocidas

El 7 de junio se conoció la noticia de que el canciller Jorge Faurie iba a desplazar al embajador argentino en Haití, Pedro von Eyken, luego de haber publicado un tweet en el que reivindicaba al nazismo.

El 29 de mayo, Von Eyken escribió en sus redes sociales: «Hoy es el Día del Ejército Argentino, el del General José de San Martín y tantos otros que le dieron gloria y honor. Creado hace más de 200 años, tuvo muchos más momentos ilustres que controvertidos. Como hijo de oficial alemán de la II Guerra Mundial, saludo al Ejército en su día». La Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) emitió rápidamente un comunicado en el que manifestaron «su estupor» por las declaraciones. «La entidad expresa que es insostenible que un embajador de la democracia realice comparaciones entre el regimen nazi que asesinó a seis millones de judíos durante la Shoá, con el máximo procer de nuestra Patria, el Gral José de San Martín, quien encabezó un ejercito libertario», señalaron el 1º de junio.

El Embajador argentino replicó con una nueva misiva dirigida a Jorge Knoblovits, presidente de la DAIA, en la que dijo sentir «estupor» por las críticas y sostuvo que «las generalizaciones suelen ser injustas y hasta ofender». La respuesta causó una gran indignación en la dirigencia judía: «Con franqueza aguardaba sus disculpas y no su pedido de explicaciones sobre nuestro estupor. ¿Cómo podría yo explicarle a Usted, un hombre letrado, que cambia en su respuesta el foco de atención, que nuestro estupor no se refiere a su padre, sino a su comparación horrorosa entre el despreciable ejército alemán de la Segunda Guerra Mundial y el Ejército libertario del General San Martín? Desconozco la conducta de su padre y tampoco es tema de interés, pero sí conozco la condición de genocida del ejercito de Alemania en la Segunda Guerra», respondió Jorge Knoblovits. «Su referencia sobre la nota del periodista Luis Vinker en el Diario Clarín y a los problemas que esa nota le ha causado es la continuidad de su espantosa interpretación de la historia. Dice en su carta que esa nota evidencia una ‘interpretación muy capciosa y deformadora de la historia’. En fin, tipifica usted una vez más de su parte una conducta negacionista y eso es materia de otro ‘estupor’ de mi parte».

El final de la historia fue destitución por parte de la Cancillería argentina de Pedro von Eyken como embajador. Además, según informó Infobae, las autoridades argentinas evalúan una posible imputación por «apología del delito» y a la vez un sumario interno que significaría el fin de la carrera diplomática de von Eyken. En el diario Clarín se había explicado que Jorge Faurie le había pedido que emitiera una disculpa a la DAIA y al Ejército nacional.

La indignación ante las escandalosas declaraciones de von Eyken por parte de los funcionarios de la Cancillería argentina, los políticos y los medios de comunicación no tuvo su correlato con el caso del embajador de Turquía en Argentina, Sefik Vural Altay.

El 23 de mayo, el Diario ARMENIA dio a conocer la noticia de que Altay había enviado una carta contra el intendente de San Carlos de Bariloche, Gustavo Gennuso, por haber participado del acto de conmemoración del Genocidio Armenio el pasado 24 de abril. «Debemos realizar esfuerzos conjuntos para evitar que la diáspora armenia, con la intención de crear una actitud hostil hacia Turquía y el pueblo turco de manera provocadora, sabotee la cooperación bilateral que tiene un potencial enorme a favor de ambos países y sus respectivos pueblos», rezaba la carta del diplomático turco, dando a entender que un proyecto de cooperación entre la empresa Turkish Aerospace Industries y el INVAP podría correr riesgos si los políticos argentinos se solidarizaban con el reclamo por el Genocidio Armenio.

El Embajador turco negó explícitamente el Genocidio Armenio al afirmar que «la perspectiva histórica armenia toma en consideración únicamente los sufrimientos de los armenios de forma selectiva, distorsiona los hechos de distintas formas y los presenta como ‘genocidio’ (según ellos, cometido por los turcos)». En Argentina, el Genocidio Armenio está reconocido por la Ley 26.199, que declara el día 24 de abril de todos los años como «Día de acción por la tolerancia y el respeto entre los pueblos», en conmemoración del genocidio del que fue víctima el pueblo armenio.

La Cancillería argentina, que rápida y acertadamente desplazó a su diplomático, no tomó ninguna determinación con respecto al Embajador de Turquía en el país. La diplomacia turca puso hace algunos años la mira en Sudamérica y busca desde hace tiempo mejorar su relación con los países del cono sur. Con Argentina particularmente la mejora en las relaciones viene de la mano de promesas de apoyo político en organismos internacionales. Entre las condiciones para esa política se encuentra el pedido a las autoridades argentinas para que no se pronuncien sobre los temas armenios. La pregunta que queda pendiente es si los funcionarios argentinos, que consideran prioritaria la defensa de los derechos humanos en relación a la Shoá, tomarán como moneda de cambio al Genocidio Armenio.

Tags

Argentina
Arménia y Diáspora