Ilham Aliyev ante las Naciones Unidas: “Armenia se ha debilitado hasta el punto de que ni siquiera puede proteger sus propias fronteras”

24 de septiembre de 2021

El presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, dedicó gran parte de su exposición frente a la 76º Asamblea General de las Naciones Unidas en difundir su versión de la guerra de Artsaj (Nagorno Karabaj), contradiciendo sus propias declaraciones previas donde había admitido que fueron Azerbaiyán y Turquía quienes iniciaron la ofensiva militar.

“El 27 de septiembre del año pasado, Armenia lanzó un ataque a gran escala contra posiciones militares y civiles de Azerbaiyán. En respuesta, Azerbaiyán, haciendo uso de su derecho inherente a la legítima defensa consagrado en el artículo 51 de la Carta de la ONU, inició un contraataque en sus propios territorios contra Armenia”, declaró Aliyev. El 14 de agosto, el mismo Aliyev había brindado una extensa entrevista al canal de televisión CNN Turquía en la que admitió que fue Azerbaiyán quien inició la guerra contra Armenia y Artsaj en 2020 y reconoció la participación clave de Turquía en el conflicto. El inicio del conflicto por parte de Azerbaiyán y el apoyo de Turquía habían sido negados por Aliyev hasta este momento. “Azerbaiyán inició la Guerra de Salvación, liberó sus tierras históricas de los ocupantes”, declaró Aliyev, contradiciendo a la propia versión oficial de Azerbaiyán y Turquía hasta ese momento, quienes afirmaban que había sido Armenia quien atacó Azerbaiyán y el Ejército azerbaiyano solo contraatacó.

En relación al Consejo de Seguridad, tanto Aliyev como el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, utilizaron cuatro resoluciones del organismo para justificar la guerra, a pesar de que esas resoluciones llaman exactamente a lo contrario y piden un cese del fuego en la región, pedido que fue reiterado en octubre de 2020 y desoído por Azerbaiyán.

Aliyev acusó al Gobierno de Nikol Pashinyan de “destruir deliberadamente el proceso de negociación”: “El Gobierno de Armenia hizo una serie de declaraciones y acciones provocadoras como decir ‘Karabaj es armenia y punto’ y ‘ni una pulgada de tierra ocupada atrás'”.

“Los despóticos señores de la guerra, que llegaron al poder en Armenia como resultado de un golpe de Estado y gobernaron durante 20 años desde 1998 hasta 2018, estaban completamente condenados al fracaso en la consecución de sus nefastos sueños y metas durante las tres décadas de ocupación de territorios de Azerbaiyán. Por el contrario, Armenia se ha convertido en un Estado fallido, como enfaticé en mi declaración en la Asamblea General de la ONU en 2017. El país se ha debilitado hasta el punto de que ni siquiera puede proteger sus propias fronteras por sí mismo”, declaró Aliyev.

“La ‘azerbaiyanofobia’ promovida por el Gobierno va en aumento en Armenia. La ideología racista cultivada en la sociedad armenia basada en el odio étnico y la demonización es la causa fundamental de la limpieza étnica y el vandalismo sin precedentes en las tierras de Azerbaiyán anteriormente ocupadas por Armenia”, continuó, a pesar de que es su propio Gobierno quien lleva adelante una política racista y de odio contra las personas de origen armenio.

Compartir: