Turkish Airlines auspiciará la Media Maratón de la Ciudad de Buenos Aires

08 de agosto de 2022

La Media Maratón de la Ciudad de Buenos Aires de 21k que se realizará el próximo 21 de agosto será auspiciada por la empresa Turkish Airlines. La noticia se conoció luego de que la empresa finalizara su contrato con el club argentino River Plate.

“Este es otro claro ejemplo de la práctica conocida como ‘sportswashing’. Los gobiernos de Turquía y de Azerbaiyán utilizan el sponsoreo en el deporte para desviar la atención y ocultar las violaciones a los derechos humanos de ambos países. El Presidente de Turquía en particular resaltó hoy mismo la importancia que tiene Turkish Airlines en la estrategia diplomática de su país: en el mismo discurso, celebró y reconoció su participación en la guerra desatada contra Artsaj (Nagorno Karabaj) y Armenia en el año 2020″, advirtió el Consejo Nacional Armenio de Sudamérica consultado por Diario Armenia.

“Cuando Turkish Airlines anunció su contrato con River, se presentó la camiseta junto con el embajador negacionista Şefik Vural Altay. El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires debería aclarar cuál es el alcance, clarificar los condicionamientos del sponsoreo y cómo afectan el vínculo con la comunidad armenia, quien fue objeto de violentas expresiones por parte del Embajador turco en diversas oportunidades. Cada desembarco de capital turco o azerí viene acompañado de negacionismo y extorsión”.

Los antecedentes de Turkish

En julio de 2019, cuando empezó a circular el rumor del acercamiento entre River y Turkish Airlines, IARA – Instituciones Armenias de la República Argentina publicó un comunicado en el que advirtió que “Turkish Airlines, como empresa estatal de Turquía, representa los intereses del régimen de Recep Tayyip Erdogan, un gobierno negacionista, autoritario, que persigue y encarcela a opositores y periodistas, con especial énfasis en los kurdos y armenios” y pidió “a los dirigentes del fútbol argentino que no permitan que se usen los colores que aman para lavar la imagen de un régimen denunciado por los más importantes organismos de derechos humanos de todo el mundo”.

Previo a la firma, tanto desde la oposición como dentro de la Comisión Directiva de la gestión del entonces presidente Rodolfo D’Onofrio plantearon sus críticas al acuerdo.

En marzo de 2018, dos universidades argentinas intentaron llevar adelante unas conferencias patrocinadas por Turkish Airlines y tituladas “1915, el año más largo del Imperio Otomano”, denunciadas por la comunidad armenia como actividades negacionistas. Tras la movilización comunitaria y el pedido de explicaciones hacia los organizadores por parte del Consejo Nacional Armenio, ambas universidades cancelaron las conferencias. La actividad tuvo que realizarse finalmente en un ámbito privado, en el Centro Islámico de la República Argentina, que fue finalmente sede de la actividad negacionista.

La aerolínea había intentado acercarse a Racing en 2015, pero en ese momento se encontró con el rechazo del presidente Víctor Blanco. Un año antes, en 2014, Matías Lammens rechazó el sponsoreo de Azerbaiyán a la camiseta de San Lorenzo. Según se conoció luego, los funcionarios azerbaiyanos exigían que no hubiera armenios en la comisión directiva del club. Lammens, quien fue criado por su tío de origen armenio, recibió un reconocimiento por parte de la Unión General Armenia de Beneficencia por su decisión meses después.

La presentación del acuerdo con el Embajador negacionista turco

El 31 de agosto de 2019 se presentó oficialmente a Turkish Airlines como sponsor de River Plate en el Estadio Monumental con la presencia del presidente de River Rodolfo D’Onofrio, el presidente de Turkish Airlines İlker Aycı, el embajador de Turquía Şefik Vural Altay y el entrenador Marcelo Gallardo.

En particular, la presencia de Vural Altay irritó a la comunidad armenia, dado que el diplomático se caracterizó en los últimos años por sus accionares violentos e intimidatorios tanto contra la comunidad armenia de Argentina como contra todo aquel que se solidarice con el pueblo armenio.

El 22 de octubre, Unión Juventud Armenia de Sudamérica (UJA) lanzó la campaña #ElPechoNoSeMancha para rechazar el sponsoreo de la aerolínea estatal Turkish Airlines en River. “River tiene un compromiso histórico con el espíritu familiar, solidario y de memoria histórica de los derechos humanos en la Argentina. Creemos que es inexplicable la adopción de este sponsor, y mucho más grave son sus justificaciones”, informó UJA en un comunicado. “Que se entienda bien: nuestra campaña no es contra los hinchas de River. Todo lo contrario, creemos que un club de la talla del ‘millonario’ no puede tener aportes que provengan de Estados que de manera sistemática violan los derechos humanos”, remarcaron.

La guerra desatada por Turquía y Azerbaiyán

El 27 de septiembre de 2020, Azerbaiyán y Turquía comenzaron una guerra contra Artsaj y Armenia. Los presidentes de Azerbaiyán y Turquía, Ilham Aliyev y Recep Tayyip Erdogan, declararon en un primer momento que había sido Armenia quien había atacado, algo que sería desmentido por ellos mismos meses después. El involucramiento de Turquía también fue negado en un comienzo, pero confirmado por los propios mandatarios en agosto de 2021.

A días de comenzado el conflicto, las instituciones de la comunidad armenia le pidieron al club que no use la camiseta con el sponsoreo turco, pedido que fue ignorado por las autoridades de River. “La política del Estado de Turquía ya no se basa solamente en la negación del Genocidio Armenio de 1915, sino que se planea ejecutarlo nuevamente en pleno 2020. Le pedimos, una vez más, como representante de una institución centenaria, que elija los valores, la defensa de los derechos humanos y la paz por sobre el dinero y la guerra, y que River no utilice la camiseta con el logo de Turkish Airlines hasta que se resuelva el conflicto”, fue el mensaje dirigido al presidente de River Plate, Rodolfo D’Onofrio.

A lo largo de los 44 días de guerra se reportaron numerosos crímenes de guerra por parte de Azerbaiyán, incluida la utilización de municiones de racimo contra población e infraestructura civil, torturas, decapitaciones, mutilaciones y asesinatos filmados por los propios soldados azerbaiyanos contra civiles y soldados armenios, y bombardeos contra iglesias, escuelas y hospitales. Los delitos internacionales continuaron luego de la firma del cese del fuego con el secuestro y la negativa del Gobierno azerbaiyano a devolver a los prisioneros de guerra armenios, como así también la invasión y ocupación contra los territorios de las repúblicas de Armenia y Artsaj.

Durante la guerra, se denunció que los aviones de Turkish Airlines facilitaron el traslado de mercenarios, terroristas y yihadistas de Siria hacia la zona de guerra para luchar junto al Ejército azerbaiyano. Dos combatientes sirios capturados por el Ejército de Artsaj declararon durante los interrogatorios que fueron reclutados en los territorios sirios controlados por Turquía y luego trasladados hacia la zona de guerra. El uso de mercenarios fue negado por Azerbaiyán y Turquía, pero ampliamente confirmado por medios de comunicación, mediadores del conflicto y organismos internacionales.

Compartir: